Piensa lo bueno y se te dará

Posted By Raul on Dic 7, 2015 | 0 comments


 6,95

Un libro que combina las Leyes del pensamiento con la verdad espiritual.

Es precisamente esta combinación la que constituye una renovación para el lector no especializado. Este libro le ayudará a tomar el control de su vida, enseñándole a manejar su inmenso poder interior y guiándolo a través de canales constructivos, mientras que la salud y la prosperidad se incrementarán visiblemente.

Description

Un individuo es libre de pensar todo lo que quiera pensar en todo momento y no requiere más energía pensar la perfección, que pensar la imperfección. Entonces, ¿por cuál de las dos te transarás?

En Piensa lo bueno y se te dará no hay nada que no se haya dicho, pero la autora simplifica las normas aprendidas del maestro Emmet Fox en términos de la vida cotidiana y corriente.

La palabra, la mecánica del pensamiento, la vibración, el vacío, el derecho de conciencia, la polaridad, la verdad del ser y la fe, entre otros, son factores que incidirán enfáticamente en la realización de tus deseos.

Aunque no lo notes, de alguna manera estás pidiendo a cada momento; con tus pensamientos, actitudes, hábitos y palabras estás diariamente solicitando cosas y experiencias a la vida. Pon atención a estos aspectos y verás cuántos mensajes envías.

Saber pedir se trata de una actitud constante, de un modo de ser, de una forma de vida. Si vas a un restaurante y pides un plato de sopa, no vas a mirar a cada rato a la cocina para ver si este ya está siendo preparado. Lo pides y esperas, conversas, te desentiendes, y luego el plato de sopa ahí está. ¿Qué sucedió? Tus actitudes, tus palabras, tus pensamientos hablan de que sabes que ese platillo se te servirá pronto.

Practica con cosas sencillas y lo planteado en esta obra, y descubrirás cómo y por qué te llegan las cosas.

Sé paciente y confía más en que tu mente es la que atrae y atraerá todo lo que tienes y tendrás en tu vida.

 

Submit a Comment

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *